martes, 26 de mayo de 2009

No, no acepto

Eso pensé que diría el día que me estuviera casando, y entonces saldría corriendo tan rápido que no le daría tiempo de reaccionar a nadie. Para mi suerte, me ahorraron esa vergüenza.

Siempre le he tenido miedo al matrimonio, soy tan egoísta que no podría vivir con alguien y mucho menos dedicar toda una vida a compartir mi tiempo y espacio con un extraño. Quienes me conocen saben que lo que digo es cierto.

Desde que alguien me pregunto:

- Y tú, ¿para cuándo te casas?

Decidí que mi respuesta de toda la vida sería NUNCA, pero me equivoqué. Conocí el "amor", conocí al "hombre indicado", conocí muchas cosas que por un momento me cegaron y decidí que a mi corta edad -sí, soy una pequeñuela de veintitantos- podría intentar darle parte de mi a esa persona "especial". Entonces él rompió mi corazón y reafirmó mis convicciones: El matrimonio apesta.

Muchas veces lo he dicho, pero pocas lo he escrito: Me da miedo el fracaso. Soy hija de un matrimonio fallido, crecí entre gritos, peleas, empujones y practicamente sin padre. Quizás por eso hoy soy como soy: de lo peor.

Recuerdo tantas peleas entre mis padres, tantas separaciones sin divorcio y muy pocos días realmente felices. Desde que mi mamá se dio cuenta de que gracias a ellos yo no quería casarme me dijo:

- Tú no te preocupes, que no todos los matrimonios son iguales, hay otros peores.

- Mata ilusiones, pensé, porque para ser sincera, esperaba que me dijera que algún día encontraría un sapo horrible y que al besarlo se convertiría en mi príncipe. Conocí al sapo y lo besuquee hasta el cansancio, pero el príncipe jamás hizo su galante aparición. Gracias a ese sapo regordete, conocí muchas brujas, a las cuales les agradezco infinitamente el haberse cruzado en mi camino, porque por el hecho de haberlas conocido fue que me dí cuenta que los cuentos de princesas y el "vivieron felices para siempre" no existen y después de haber mordido quién sabe cuantas manzanas envenenadas, maduré.

Ahora mis convicciones son mas fuertes que nunca. Si antes le tenía miedo al matrimonio, hoy le tengo pánico en demasía. ALGÚN día quizás cambie de opinión, pero seguramente eso no sucederá durante varios años.

Y sí, seguiré diciéndole loca a la gente que llegue feliz a decirme "me voy a casar" y no será precisamente por envidia

13 Sofisticadas Opiniones:

La princesa encantada y dueña de media ciudad dijo...

El matrimonio no es malo; los malos son las personas que se creen aptas para casarse y no lo están..

Escribe tu propio cuento, no te fijes ni en el de tu madre ni el de tus amigas, no escuches cuando te digan que casarse es malo y por otro lado te dicen que es lo mejor de la vida; escribe tu historia, si quieres pon varios principes, una que otra bruja bitch y unos plebeyos amantes, pero no dejes que nunca, nunca, la vida de los demás influya en la tuya.

Zully Ellyane dijo...

Sabes me hiciste pensar en mi... me han pedido matrimonio seis veces y las seis veces he dicho si y las seis veces he roto el compromiso.. =S ¬¬ ya me dejaste pensando!

la MaLquEridA dijo...

El que a las otras personas les haya ido mal,no quiere decir que a ti te irá igual,de cualquier forma tu eres la que decides.
Igual no te casas y vives en unión libre,eso podía ser,no?


Saludos.

Mantovanni dijo...

apoyo tu vision del asunto!!!!!!!

LA GORDA dijo...

¿Y si aparece un viejito de 99 años bastante ricachon que te proponga casamiento para heredarte toda la fortuna?
Yo te puedo enseñar a cambiar pañales, pero tirame unos morlacos!!!

Karlyle dijo...

El matrimonio fue una invención de la Iglesia para controlar las uniones de los mornarcas de la edad media. A las mujeres nos lo han inculcado como si fuera el objetivo de nuestras vidas. Me cago!!!
Yo también me río de los que se quieren casar.
Lo más ridículo son las bodas. Qué ritual más estúpido.

Anaís Sandiego dijo...

Jajajaja... me hizo reír mucho tu comentario. No sé, para mi a estas alturas un fracaso matrimonial no difiere mucho de un fracaso amoroso si el grado de compromiso es alto. No hace falta estar casados para sentirse una bosta, eso simplemente hace que después las cosas sean más engorrosas porque tienes que anular el contrato y blablabla.

Es cierto en todo caso que una después queda con un miedo horrible y no desea volver a equivocarse. Yo lo pensaría mil veces antes de volver a decir que sí. Mientras tanto un "quizás" muy lejano no me parece malo.

Saludos.

Anaís S.

Selene Emireth dijo...

Nunca he pensado en el matrimonio, hace mucho que me di cuenta que el matrimonio no es color de rosa, ni es nada mas la fiesta, el vestido blanco, los invitados, jurarse amor eterno hasta que la muerte los separe... Ya no creo ni en el matrimonio, ni en que exista el amor... Y no necesariamente porque mis padres estén separados, ni mucho menos, ellos siempre se la pasan juntos, pero, la vida ya no es como la de antes...

Selene

Señorita Morfina dijo...

Princesa Encantada.- Yo sé que no todos los matrimonios son iguales, pero mientras son peras o son manzanas no quiero casarme, luego no vaya a salir con que a chuchita la bolsearon jajajaja :P

Zully.- Si las 6 veces has roto el compromiso es por algo, ya comprendí que casarse no es nada mas "querer", implica muchas cosas para las que definitivamente ni toda la vida nos alcanzaria para aprenderlas.

Tía.- No, ni matrimonio ni unión libre, nada que tenga que ver con compartir la pasta de dientes y la cama.

Mantovanni.- Es que yo pienso como hombre, por eso me apoyas jajajajaja

La Gorda.- No, ni con un viejito millonetas de 99 años. A menos que.... jajajajajaja

Karlyle.- En realidad no me referia tan especificamente al matrimonio por la iglesia, tambien existen las bodas civiles... pero bueno, el punto es que en estos momentos de mi vida lo que mas odio son las bodas. Pff!

Anaís Sandiego.- De hecho tienes razón, no se necesita tener chorromil papeles firmados para que un rompimiento duela y nos horrorice. Un "quizás" muy, muy, MUY lejano es opción para mi.

Selene Emireth.- Porque antes a las mujeres las educaban pa' casarse, ahora nos educan pa' otras cosas. Ya me di cuenta de que no se necesita tener un hombrecito al lado para que una se sienta realizada ;)

Nicky dijo...

jajjaa kreeme k te entiendo jajaja yo me case una vez y dije no lo vuelvo hacer jajaja

asi k si se lo a lo k te refieres jajaaj yto siempre digo k no voy a cometer el mismo error jajaja

saludos

Señorita Morfina dijo...

Nicky.- Yo tampoco volveré a cometer el mismo error de creer en el matrimonio... ni siquiera por error.

PaNDeMoNiA dijo...

BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
ESTOY RECIEN CASADA Y SI NO HA SIDO FACIL PERO HSTA EL DIA DE HOY SOY FELIZ... YA CASI UN AÑO DE VIVIR JUNTOS, EN FIN ESPERO NO TERMINAR IGUAL Y SI TE SOY SINCERA, TAMPOCO CREO O CREIA EN EL MATRIMONIO, PERO LO AMO, CREO KE EL SENTIMIENTO ES BASTANTE COMPLEJO PARA ESCRIBIRO AKI, PERO ASI ES... SALUDOS!!!

Penny Lane dijo...

YO REALMENTE CREO QUE HABLA TU SENTIR EN ESTE MOMENTO Y POR LOS MATRIMONIOS EN TU AMBIENTE, PERO NO CREO QUE ESO VAYA A DEFINIR TU FUTURO, SIMPLEMENTE QUE CUANDO A UNA LE HA IDO MAAAAL EN EL AMOR PIENSA NEGATIVAMENTE SOBRE EL MATRIMONIO.

VERÁS QUE TE VAS A VOLVER A ENAMORAR Y VAS A VOLVER A HACER PLANES, TENER SUEÑOS E ILUSIONES, PORQUE FINALMENTE DE ESO SE TRATA LA VIDA, DE SER FELIZ! Y LA MANERA MAS GENUINA, Y DOLOROSA, DE SENTIRTE VIVO ES AMAR!