miércoles, 9 de septiembre de 2009

Hasta que la violencia nos separe

- Te lo juro: estaba estúpidamente enamorada,
hubiera dado mi vida entera por él pero, ¿sabes algo?
Qué bueno que no la di…



Hoy les voy a platicar la historia de muchas, la triste historia que viven muchas mujeres cada día, cada minuto de sus vidas, pero más que nada les platicaré la historia de mi amiga D.

Desde que conozco a D., siempre he creído que es una mujer fuerte, no es la típica que se la pasa llorando por los rincones las desgracias que le pasan, no; ella siempre busca la manera de resolver sus problemas, es trabajadora, tiene 3 hijas preciosas que son su vida entera, y por ellas es que D. es lo que es hoy en día.

Cuando tenía 16 años conoció a A. y empezaron a salir. Al tiempo se enamoraron y a los seis meses de noviazgo, D. estaba esperando su primera hija. Siendo los dos muy jóvenes y provenientes familias tradicionalistas, se casaron. Ella me platica que no fue tanto por el embarazo que se casó, sino que ella de verdad lo amaba.

D. era como todas las mujeres que siempre queremos que ellos estén bien, incluso llegamos a preocuparnos más por ellos que por nosotras mismas. Nos desvivimos ordenando cada detalle de sus vidas, olvidándonos que tenemos una propia y a veces incluso dejamos que pasen por encima de nuestro orgullo y dignidad para que ellos sean completamente felices.

Sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos que hacemos, ellos nunca reparan en lo mucho que se les ama, ellos son fríos, calculadores y amantes del bueno vino y alguna que otra mujer –ajena, por supuesto-.

Muchas veces, a una como mujer no le importa en lo más mínimo que él no sea detallista o amoroso, ¿por qué? Porque es hombre, y porque los hombres no tienen detalles lindos para con una, porque los hombres no tienen cabeza para pensar en una porque se la viven pensando en cómo convertirse en un gran hombre de negocios. Claro, todo lo anterior para que “nosotras estemos bien económicamente” –entrecomillado se ve mas bonito-, así nos cargue la chingada emocionalmente. ¿Verdad caballeros?

D. le soportó mucho a A., ella fue su tapete por mucho tiempo, ella dejó que A. se limpiara los pies con ella. Aguantó gritos, empujones, golpes, humillaciones y todo lo que esto conlleva, no caminaban juntos de la mano, ella siempre caminó a la sombra de él, siempre en silencio, siempre enamorada, siempre entregada a él.

Cuando la violencia llega a un matrimonio, en la presentación que sea, todo se torna vacío, ya no hay límites, se pierde el respeto pero por sobre todas las cosas se pierde el amor; el amor propio principalmente.

Desde el momento en que A. tocó a D. y ella guardó silencio, desde ese momento le permitió hacer de ella lo que él quisiera, desde ese momento ella le demostró lo poco que se valoraba, o quizás lo mucho que ella lo amaba –como siempre, todo depende de la perspectiva de cada quien-.

No puedo imaginar cómo una persona puede dejar que destruyan su integridad y no meter ni siquiera las manos para amortiguar el golpe, he visto muchas cosas, muchos casos de mujeres muy allegadas a mi, que soportan golpes de parte de sus novios o esposos, que solo se dirigen a ellas con la palabra de la gran P., que las jalonean y hacen sufrir mas emocional que físicamente. Lo admito, en su momento yo también lo he permitido y me ha dolido, me han gritado y lo he soportado, me han jaloneado y yo solo me quedo con mi cara de “perdóname, no lo vuelvo a hacer”, y cuando me pongo a recordar todo eso, me da rabia, me da muchísimo coraje haber sido tan pendeja, no haber sabido poner un alto.

Todos tenemos un límite, siempre habrá algo que agote nuestra paciencia, siempre se derramará esa gota del vaso, en el caso de D., fue después de diez años y de tres hijas.

En su aniversario número diez recibió un arreglo floral ENORME, con flores para todos los gustos, de todos los tamaños y colores imaginables e inimaginables, y en medio de esa jungla de amor, una tarjeta.

Mientras llegaba el arreglo a su oficina, todos vieron la tarjeta, todos hablaban del detalle, ellas decían: qué envidia!; ellos decían: yo nunca he hecho algo así por mi novia-esposa… Fue en pocas palabras un detalle mayúsculo. La tarjeta decía:



Felicidades, gracias por aguantarme estos diez años. Te amo.



Lo que sigue de verdad me llenó de indignación, me dice D. que por inercia volteo la tarjeta y atrás decía:


Jajajaja ¿te la creíste?



HDP, ese A. es un HDP en toda la extensión de la palabra. Quiero creer que el haberla expuesto ante sus compañeros de trabajo de esa manera, hizo que D. se diera cuenta de su tristísima realidad y entonces ella decidiera separarse de él.

El hecho de que D. le pidiera el divorcio a A., fue algo que ni él mismo pudo creer, algo difícil de asimilar, claro, ¿cómo era posible que ella, la mujer que nunca decía nada hablara y para pedirle el divorcio?; me platicó que fue un proceso difícil, no largo, porque en dos meses pudo divorciarse, pero seguía ahí, y ahí seguirá su sombra, siempre presente, siempre cerrándole las puertas y ventanas que para ella se abran.

Después de esa pésima experiencia, D. creyó que ya nada sería igual, que moriría de la pena por no estar con “el amor de su vida”, al año se dio cuenta que seguía viva, y con la ayuda de unos meses más, valoró su libertad, valoró su vida, pero sobre todo se valoró ella.

Es increíble cómo a veces convivimos mucho con las personas, pero nunca nos damos cuenta de lo que en verdad hay detrás de sus sonrisas, de lo que traen arrastrando, porque siempre suele importarnos mas el presente. Ya había escuchado hablar de A., sin embargo nunca me ocupe de preguntar ¿por qué?... ¿por qué se separaron?... ¿qué vivió a su lado? Y ahora que lo sé, D. ha trascendido en mi vida, porque bien o mal con lo que me platicó ha reforzado en mi lo poco o mucho que me queda de dignidad.


- El día que menos te lo esperes, te dejaré de querer, le dije… y no me creyó.

12 Sofisticadas Opiniones:

Sophia! dijo...

El golpe más fuerte que una mujer le puede dar a un hombre, es en su ego...

Excelente posteo amiga....

Dayann dijo...

A VECES EL ERROR EN EL K CAEMOS ES PENSAR QUE NECESITAMOS DE UN HOPMBRE PARA VALER COMO MUJER.. Y OLVIDAMOS QUE POR EL SIMPLE HECHO DE SER MUJERES, VALEMOS Y MUCHO..
ME ALEGRO K ELLA FINALMENTE HAYA MANEJADO DE ESA MANERA LAS COSAS..

EXCELENTE POST!
KON KARIÑO DAYANN

Ela dijo...

que cosa mas loca! es raro igual-...

::AdA_MaDriNa:: dijo...

hay tantas y variadas razónes para permancer en una relación violenta, económia, hijos, en fin cada quién tendrá sus razón, igual validas no, pero respetables.
todos tenemos unclimite en todo, solo que también tenemos miedos y en ocaciones nos rebasan, en fin me latio como trataste el tema y el ejemplo claro.

besos! y por aquí andaré

::AdA_MaDriNa:: dijo...

que no hay limites de comentarios??
bueno,regresé para compartirles una entrada que precisamente tiene mucha relación con éste tema. el como "debe" ser una mujer, en la vida, en el matrimonio etc... que muchas veces es una factor bien importante para que una mujer permanezca dentro de una reclación violenta.


Mujercita…

Sé amable pero no fácil…
Ríe pero no a carcajadas…
Mira pero con recato…
Conversa pero con mesura…

Escucha!, interpretá, practicá…

Después de notar un cuerpo cansado de tantas remendadas, al ver los brazos rotos y una moral lista para ser reinventada, el ser más una muñeca perdio sentido (y eso que jugar es divertido); y aunque las niñas se ven mejor calladitas, a cada grito más y más fuerte, lo fácil, el recato y la mesura obtuvieron un nuevo significado. Posiblemente el que siempre debio haber tenido...

Félix dijo...

¿Te vale que pida perdón en nombre del género masculino?

Joder, ¿quién puede insultar física o verbalmente a alguien que ama?

Maggie Kauffman dijo...

Este es un problema que vemos casi a diario, afortunadamente muchas abren los ojos y se ponen de pie y continuan con su vida como tu amiga pero hay otras que no lo hacen, como la mía, y su vida es un total infierno, es horrible ver como tratan a tu amiga y no poder hacer nada. Me gusto mucho tu post, saludos.

Mantovanni dijo...

mis respetos para D.!

Señorita Morfina dijo...

@Sophia
Así es, amiga, físicamente no les hacemos nada, pero qué tal nenean cuando les dan en el puritito orgullo?! Y para muestra...

@Dayann
Exacto, hay quienes creen que su valor aumenta sólo si un hombre está a su lado, aquí las circunstancias no importan, para ella sólo importa él, y ese es el peor de los errores que todas hemos llegado a cometer...

@Ela
Así de loco está el mundo y quienes lo habitamos, pero de verdad todo éste tipo de situaciones están siempre del nabo, y triste e increíblemente pasa todos los días.

@Ada Madrina
Aquí se respetan las razones de todos, y tienes razón, así no sean válidas, nosotras no tenemos por qué decir algo.

Fíjate que sí, en efecto TODAS las mujeres que soportan golpes, son mujeres a las que criaron con la idea de que el matrimonio es para toda la vida, tristemente sabemos que no es así, sin embargo ellas están ahí por necesidad, por los hijos o sólo por el "bienestar" económico que el hombre le pueda brindar.

@Félix
Tú lo dijiste: ¿quién puede insultar física o verbalmente a alguien que ama? lo hace quien NO ama, quien ama da besos y abrazos, no patadas ni cachetadas.

Ah, y sí, sí aceptamos tus disculpas :P

@Maggie
Cuando nos enamoramos entramos a una etapa de estupidización en la que no razonamos y sólo tenemos la idea de que ese hombre es lo mejor que nos pudo pasar en la vida. Ahora si que es cuestión de amor propio.

Mantovanni
Uy en serio que ves a D. y no te pasa por la cabeza la idea de que ella vivió cosas horribles, me cae que yo me traumo si me pasa la mitad de lo que le pasó a ella :S La verdad es que esa es la actitud que a muchos nos hace falta.

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente manera de manejar las situaciones. Muy bueno. El blog es estupendo. Me gustó mucho. Felicitaciones!! Un abrazo.

El Fhercho dijo...

No te pases de lanza... que poca madre una tarjetita así... chale.... juro que mi expresion al leer esa parte del post fue "hooooou sheeeet" (o algo por el estilo pero en voz alta)... Que poca madre, pero para gente como esa el HDP es muy educado, claro saliendo de tus falanges no podrias ponerlo, si me permites yo lo escribire... ;)

Bonbon Amér dijo...

Desgraciadamente habeses las mujeres pecamos de idealistas u,u y vivimos bajo la idea de "cambiara... mejorara..."

Creo ke para bien o mal el tiempo pasa y pasa y afortunadamente muchas se dan cuenta de la realidad. pudiera parecer dificil al principio salir de ese hoyo, pero ciertamente no es imposible

buen post morfis... en verdad hace reflexionar.

un beso !