lunes, 21 de septiembre de 2009

Este post no es de amor, pero sí tiene desamor y una amistad

A todas nos ha pasado que conocemos a alguien, nos gusta y poco a poco empezamos a sentir "algo" que no saben qué es, pero saben que les gusta. Mariposas aquí, mariposas allá, mariposas acuya pero nunca vamos a estar seguras de lo que él siente, o mejor dicho, él no estará seguro de saber -o aceptar- lo que siente, hasta que una da el primer paso.

Hace algún tiempo conocí a alguien, ese alguien a quien llamaremos Fulanito, es un chavo no tan chavo que me agradaba mucho, así groseramente: me gustaba mucho platicar con él, la primera vez que platicamos fue una experiencia muy padre, porque hablamos de todo y no hablamos de nada. Después de esa primera "cita", vinieron otras cuantas.

Me divertía mucho saliéndo con él, compartir ideas o compartir simplemente el silecio, brindar con tequila o con agua pura eran cosas que de verdad disfrutaba. Una charla en la playa a la luz de la luna con una botella de tequila en mano, es de las mejores salidas que pudimos tener, al menos para mi. Nunca me importó si estabamos en la playa o en un antro, si había luna y estrellas o estaba nublado, si era de día o de noche, lo que yo quería era estar con él. Me hipnotizaba escucharlo, verlo, sentirlo.

El tiempo que pasaba a su lado no era mucho en realidad, pero más que cantidad era calidad. Calidad en sus palabras, en sus gestos y en tantas cosas más.

Todo se lee tan bonito, pero en realidad no siempre fue así, digamos que esa es mi perspectiva. La realidad es que antes él no quería nada, ni conmigo ni con nadie, pero siempre supuse que menos conmigo. Los dos hemos tenido decepciones amorosas, de esas decepciones que nunca se olvidan, o que al menos tardan bastante en sanar.

No soy muy creyente del dicho un clavo saca otro clavo, siempre he creído que no hay cosa más falsa y patética que querer olvidar a alguien por medio de otro alguien, sin embargo el haberlo conocido a él, el haber empezado a salir con él, hizo que olvidará por un momento lo que me había pasado, olvidé mi juramento del no-amor que me hice a mí misma y olvidé también que él no quería involucrar ninguna clase de sentimientos. Lo mejor que pude hacer en ese entonces fue alejarme, porque así yo evitaba seguir sintiendo y él se evitaba la molestia de sentir algo que no deseaba o de decirme que simplemente no podía sentir.

Así fue como dejé de saludarlo en el messenger, dejé de mensajearle, de llamarle, de buscarlo, cosa contraria en él, que empezó a buscarme más que antes. Me dediqué a evitar encuentros y así fue como logré que no siguiera colandose en mi corazón.

Un día tuvo el valor o no sé cómo se le puede llamar a lo que le pasó, de preguntarme ¿por qué? de perdime una explicación de ¿por qué me había alejado tanto de él, por qué la amistad ya no era la misma? Tan bien que nos la pasabamos. Él asumió que mi notable distanciamiento se debía a que yo había cambiado de tal manera que a mi ya no me interesaba en lo más mínimo su amistad ni saber de él, lo que no sabía era que en realidad huía rapidamente de algo que aún no llegaba, pero intentaba llegar.

Así pasaron muchos días, semanas, un par de meses, quizás menos, y él ya no era prioridad para mí, sin embargo creo que yo pasé a ser lo más parecido a una prioridad en su vida. De verdad sentía horrible decirle "no puedo", "no tengo tiempo" porque muy en el fondo, sabía que me buscaba con la mejor de las intensiones, o al menos hacía el intento por estar conmigo. Es difícil, sobre todo cuando una decidió eliminar del sistema toda clase de sentimientos.

Entonces llegó un día, EL día, ese día que de haber llegado un par de meses antes, me hubiera hecho inmensamente feliz, desgraciadamente llegó fuera de tiempo, y aunque no fue una declaración tal cual, lo dijo, y yo me vi en la necesidad de decir no gracias y continuar mi camino.

Como les dije, tiempo atrás hubiera sido muy feliz, ahora lo único que me provocaron sus palabras fue una especie de coraje, porque: ¿Qué gana con decirme eso? Si ya sabe él que estamos a destiempo, si sabe de antemano que yo ya no quiero nada con él... Bueno, quizás nunca se lo hice saber, pero era obvio, y cuando las cosas son obvias, no se cuestionan, sólo se entienden.

Al principio creía que se debía a que de verdad empezaba a amar mi libertad, después pensé en otras cosas y hoy, hoy descubrí que de verdad me gusta ser un espirítu libre. Tal cual, sin restricciones, sin límites, sin nada que me detenga

Quizás me odie, quizás no. Eso no lo sé, al menos no de momento, lo que sí sé es que ya me gustó estar sola, pero de eso, hablaré en otro post, porque éste ya se extendió mucho

Por cierto, mi conclusión es que quizás no lo quisé tanto, ni tan de verdad. Sólo fue una ligera y efímera fusión de sentimientos. Pero podemos ser amigos (: ¿Cierto?

7 Sofisticadas Opiniones:

Zulejka Ellyane dijo...

dudo que puedan ser amigos por que la que dijo no fuiste tu cuando el se decalro y los hombres tienen una especie de taponeo ante esas situaciones como que consideran que no pueden haber amistad despues de habersele declarado a alguien y menos si ese alguien tuvo a bien rechazarlos...

Y si, creo que lo que paso es que te sentiste segura con la amistad y lo confundiste con amor..

besos!

Ela dijo...

nooooo, noooo
odio el amor en estos momentos
todos son iguales!!!
jaja
besos

Iguanito Blog!! dijo...

Tengo un comentario, pero sé que me voy a echar encima un problema, bueno ahi les va.
En una relación de amigos hombre y mujer, si desde el principio saben que son y con el tiempo esto puede cambiar, no me digan que no, los lazos hacen que la relacion amistosa se convierta un poco más profunda y es donde se deberia hablar y hacer entender que uno se esta profundizando más con los sentimientos,piensa en otro nivel, probablemente,no sé porque no lo mencionas en tu entrada, si hubo alguna señal que entendiera o comprendiera que su relacion subió de nivel? Si uno se profundizo más que el otro,yo digo que fue porque no lo platicaron,aunque era obvio se necesitaba comunicarse eso, su sentir que solamente son amigos y ya

Sonia dijo...

tan complicadas que somos las personas, cuando no lo tenemos lo deseamos con toda el alma y cuando lo conseguimos ya no es lo mismo, no es lo que parecía o simplemente demoró mucho...
es curioso como el destino hace que las cosas no sucedan en el timpo que se deseaa, creo que todo es por algo, quizas esto signifique q en algun momento, quiza no ahora , pero en un momento podrán ser amigos :)
saludoos!

Dayann dijo...

DUDO MUCHO, K LLEGUEN A SER AMIGOS NUEVAMENTE, PORK KUANDO SE MEZCLAN OS ENTIMIENTOS, CUANDO SE PPASA ESA DELGADA LINEA ENTRE SER AMIGOS Y LUEGO SENTIR ALGO ESPECIAL POR ESA PERSONITA, LAS KOSAS KAMBIAN, YA NO VUELVEN A SER LAS MISMAS..

Y POR CIERTO. NO SE K TEGAN LOS HOMBRE EN A KABEZITA, K AVECES... O LA MAYORIA DE LAS VECES, SABEN LO K KKEREMOS, PERO NO SE ATREVEN A DAR ELPASO, HASTA K YA ES DEMASIADO TARDE!!

SALUDOS.. DAYANN

Sophia! dijo...

Definitivamente, tienes tus dedos llenos de razón... Yo creo que no lo quisiste de verdad, me da gusto que te hayas ilusionado con él, q sintieras esa chispa de nuevo, pero si hubiera sido realmente amor, ahorita estarías de novia..


Ya te dije que deberías de entrar al programa de ME QUIERO ENAMORAR!!

Anónimo dijo...

I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

Sorry for offtopic